Estilo Clásico

El estilo clásico tal y como lo entendemos nosotros hoy, proviene de épocas Renacentistas, Barroco Rococó, Neoclasicismo e incluso Romanticismo, aunque las raíces de este estilo provienen de los siglos V y VI. No podemos hablar sobre el clasicismo solo en arquitectura. Está presente en todo: en arquitectura e interiorismo, en escultura y Bellas Artes, en música y moda.

Estilo clásico se distingue por sus formas simétricas, decimos correctas y exactas, con abundancia de elementos de lujo y de gran valor, con muchos adornos y accesorios. El estilo clásico es un estilo que siempre está de moda. Para decorar su casa con ese estilo hay que estar preparado para un gasto bastante elevado. Pero el resultado final merece este gasto. Usted, su familia y los invitados van a apreciarlo mucho y Usted siempre va a sentir orgulloso de ser Don/Doña de esta bella casa.

Estilo clásico, por juicio de los psicólogos, lo prefieren gente seria, reservada, exigente, ordenada, puntual y algo conservadora.

classic9Las características principales de Estilo clásico son exactitud y simetría. Por eso muchas veces se emplean las columnas con elementos de adorno, molduras, marcos, se enmarcan las lámparas y cuadros. Para los suelos se emplean los materiales naturales como madera (parqué con ornamentos), piedra (mármol, granito con o sin ornamentos) o las imitaciones de calidad superior.

Las molduras en las paredes y en los techos son elementos obligatorios del estilo clásico. Los ornamentos pueden ser más abundantes como los rizos caracterizados para estilo Rococó o los elementos menos complicados, más rectos, pero igualmente importantes. Los tonos de molduras son neutros como blanco, beige, gris claro.

classic

 

Los colores empleados en las paredes y techos son neutros, tonos pasteles, evitando los colores llamativos, aunque los tonos calurosos como verde-oliva, marrón claro o tonos de arena añadirán una gracia y frescura a la decoración. Un elemento muy importante de estilo clásico son las paredes empapeladas en tonos claros, con dibujos discretos y poco llamativos. Los temas empleados en papeles pintados son ornamentos geométricos o los motivos de las plantas. Las presencias de alfombras naturales en las paredes transmiten el confort y valor al espacio.

Las paredes siempre están adornadas por los cuadros simétricos de tamaños uniformes y luces.

El mueble tiene que ser elegante, con elementos decorativos, pero sin volutas frívolas. Los muebles suelen estar elaborados de madera natural con un acabado excelente de roble, cerezo o nuez empleando los adornos de cuero o tela naturales. Los sofás tienen formas con elementos redondos, muchas veces capitoné, hechas también de telas o cueros naturales y decorados con cojines.

Las lámparas y las luces son los elementos esenciales de la decoración de clasicismo. Las lámparas siempre tienen formas complicadas con muchos elementos, como velas. Las carcasas metálicas de color oro se unen genialmente con bolitas, gotas y otras formas hechas de cristal natural.

Decoración textil de las ventanas, camas, mesas y sillas es una parte importantísima de estilo clásico. Se destaca por su riqueza a la hora de elegir tipo de talas-terciopelos, sedas, linos. Para las ventanas y dosieres de camas se utilizan muchos los drapeados o se emplean muchos metros de telas.

No podemos dejarnos a la hora de decorar elementos como mesitas auxiliares, lámparas de pie, floreros, figuras de porcelana, candelabros, joyeros, libros, ajedrez y otros accesorios que tienen que ser en profusión.

En el mundo moderno nosotros tendemos a “simplificar” los estilos tan ricos de elementos como estilo clásico. Sustituimos los materiales naturales por las imitaciones. Por ese motivo seguir este estilo no es fácil y si usted quiere obtener un excelente resultado, ayuda de un especialista es esencial. Desde MONTEBARALE le asesoramos y apoyamos en todas su ideas y necesidades.